Lo eléctrico es el futuro del acero sueco

Fotografía: Jernkontoret

A medida que la industria siderúrgica sueca se fija en la producción libre de combustibles fósiles, las soluciones de calentamiento eléctrico nunca han estado más calientes. Helena Malmqvist, gerente de Investigación en la Asociación Sueca de Productores de Acero, dice que el conocimiento es clave para expandir la electrificación del acero sueco.

Helena Malmqvist, Research Manager at the Swedish Steel Producers’ Association

Jernkontoret es la Asociación sueca de productores de hierro y acero. Promueve los intereses y la competitividad de la industria, y se centra en cuestiones clave como la eficiencia de los procesos, la innovación y la sostenibilidad.

"Para producir acero libre de fósiles, hay que utilizar electricidad libre de fósiles en el proceso de calentamiento", dice Malmqvist. "Esto es algo a lo que tenemos acceso en Suecia, y esa es una de las razones por las que el calentamiento eléctrico es un tema tan candente aquí".

Jernkontoret ha trabajado en estrecha colaboración con la industria siderúrgica sueca para desarrollar una visión conjunta para 2050 y una hoja de ruta climática sobre cómo llegar allí. Un objetivo clave es lograr una producción de acero libre de fósiles para 2045. Esto no sería una hazaña menor, ya que la industria siderúrgica sueca representa actualmente alrededor del 11 por ciento, o 6 millones de toneladas, de las emisiones totales de Suecia de CO2 - 12 por ciento de las cuales proviene del uso de combustibles fósiles para calentamiento y tratamiento térmico.

Reducción sustancial de las emisiones

Según las estimaciones de Jernkontoret, los sistemas de calentamiento eléctrico con la tecnología actual podrían reemplazar alrededor del 80 por ciento del combustible utilizado para el tratamiento térmico y alrededor del 20 por ciento del combustible utilizado para el calentamiento. Esto reduciría las emisiones anuales de CO2 de estos procesos en más del 40 por ciento, o 300 000 toneladas.

Entonces, ¿por qué la industria sigue siendo escéptica con respecto a hacer este cambio?
"Ya no creo que se trate necesariamente al escepticismo", dice Malmqvist. "La mayoría de las empresas entienden el costo, la eficiencia y los beneficios ambientales del calentamiento eléctrico. Sin embargo, el suministro eléctrico debe ser rentable y confiable".

Malmqvist cree que más empresas estarían inclinadas a invertir en calentamiento eléctrico si tuvieran la oportunidad de probarlo primero.

El conocimiento es la clave

En 2020, se lanzó un proyecto de colaboración en el que participaron varios de los mayores fabricantes de acero suecos con el objetivo de explorar las perspectivas de electrificación. El proyecto busca aclarar factores y limitaciones importantes para diferentes tipos de sistemas de calentamiento eléctrico. Está financiado por la Agencia de Energía sueca, Jernkontoret y las empresas participantes, con la gestión de proyectos de la consultora de ingeniería COWI.

"Creemos que el conocimiento es la clave para expandir la adopción de procesos de calentamiento eléctrico en la industria siderúrgica sueca", dice Malmqvist. "Mediante este proyecto, permitimos que un grupo de productores de acero prueben el calentamiento eléctrico en su proceso y en sus materiales. Creemos que esto acelerará el cambio porque todos los participantes tendrán experiencia de primera mano de soluciones de calentamiento eléctrico".

El calentamiento eléctrico tiene sentido

Mientras Suecia puede ser uno de los países más avanzados en lo que respecta a la electrificación, de ninguna manera es el único en la búsqueda de objetivos de producción de acero más sostenibles.

"Suecia tiene una ventaja debido a nuestro acceso inigualable a la electricidad libre de fósiles", dice Malmqvist, y agrega que, a medida que más países busquen cumplir con el Acuerdo de París y el Plan europeo de Objetivos Climáticos para 2030, la reducción del uso de combustibles fósiles se convertirá más en una necesidad que una opción.

"El calentamiento eléctrico tiene sentido por una variedad de razones: Es sostenible, eficiente y brinda un mejor resultado final", dice. "Mientras tanto, junto con regulaciones más estrictas, más clientes y consumidores exigen productos sostenibles. A largo plazo, creemos que los productores de acero no tendrán más remedio que moverse en una dirección más inteligente en relación con el clima".

Contactar

¿Tiene alguna consulta o simplemente quiere hacer una pregunta?

Contáctenos

Manténgase informado

¡Suscríbase a nuestras noticias para obtener más información como esta!

Suscribir

Un vistazo al futuro de la tecnología de calentamiento

La producción de acero está a punto de cambiar, y el calentamiento eléctrico es una gran parte de la transición. Obtenga más información sobre los desafíos y oportunidades con la electrificación.

Leer más

El proyecto explora el calentamiento eléctrico de los materiales


Un proyecto conocido como Calentamiento eléctrico de los materiales (en sueco, "elektrisk ämnesvärming") está evaluando el potencial de reemplazar los hornos de gas por hornos de calentamiento eléctrico para el calentamiento de materiales.

El proyecto de 3,4 millones de SEK (USD 400 000), que comenzó en enero de 2020 y se extenderá hasta mediados de 2021, está financiado por la Agencia sueca de Energía, presentado por Jernkontoret y con la administración del proyecto por parte de la consultora COWI. Las otras empresas involucradas en el proyecto son SSAB, Outokumpu, Uddeholm AB, Ovako, Linde y Kanthal.