Calentamiento eléctrico: el impacto en la sociedad moderna

La sociedad moderna depende de la tecnología de calentamiento eléctrico para todo, desde los procesos industriales hasta los electrodomésticos. Desde 1931, cuando se fundó Kanthal, nuestros productos y soluciones han hecho una diferencia para las personas, la sociedad y el mundo. Únase a nosotros en un viaje desde la década de 1930 y hacia el futuro para descubrir cómo el calentamiento eléctrico y los materiales de resistencia han cambiado, y continuarán cambiando, la forma en la que vivimos.

Piense en todo lo que usa en su casa en un día típico. Cocina la cena en el horno eléctrico, lava los platos en el lavavajillas y tal vez disfruta de una taza de café hecha en la cafetera y tostadas en la tostadora.

Todos estos electrodomésticos se producen con la ayuda de la tecnología de calentamiento eléctrico o dependen de esta para funcionar. Hoy los damos todos por sentados. Pero, ¿cuándo y cómo surgieron estos inventos?

Electrodoméstico

Comencemos en el corazón de cada hogar: la cocina. Los electrodomésticos comenzaron a aparecer por primera vez en la década de 1930, pero no fue hasta el auge económico de los años de la posguerra que la producción en masa realmente se puso en marcha. En la década de 1950 la idea de la cocina moderna se afianzó.

Los electrodomésticos también ayudaron a liberar a las mujeres de las tareas domésticas, lo que les daba más tiempo para otras actividades.

Soluciones eléctricas para electrodomésticos

Industrias cerámicas y del vidrio

KANTHAL_Document_880x480_Ceramics.jpg

Los procesos de calentamiento eléctrico también ayudaron a modernizar la construcción de viviendas y edificios. La producción de cerámica y vidrio, por ejemplo, requiere procesos de temperatura alta. En 1952, las innovaciones de Alastair Pilkington revolucionaron la fabricación de vidrio y condujeron a la producción en masa de ventanas de alta calidad. Esto también dio lugar a que los rascacielos con fachas de vidrio se convirtieran en un sitio común en las ciudades durante el auge de la construcción de la década de 1950.

Soluciones eléctricas para la industria del vidrio

El auge de la construcción también impulsó la industria cerámica. La cerámica es una parte esencial de todo edificio moderno, ya sea en forma de azulejos, sanitarios, ladrillos no refractarios u otras formas más complejas como drenaje, alcantarillado, tuberías de chimenea y revestimientos.

Un invento que mejoró en gran medida la eficiencia de esta industria en la década de 1950 fue el horno eléctrico. Reemplazar el gas con electricidad dio como resultado productos de mayor calidad y más baratos, lo que hizo que las comodidades como los baños modernos fueran accesibles para más personas.

Soluciones eléctricas para la industria de la cerámica

Industria automotriz

Más fábricas significaban más empleos y más personas que se mudaban del campo a la ciudad, donde ahora podían disfrutar de las comodidades de los hogares modernos. Una de las industrias más importantes que creció durante el repunte económico en las décadas de 1950 y 1960 fue la industria automotriz. Se inventó el automóvil deportivo producido en masa, y con él llegaron las demandas de velocidades más altas y piezas más ligeras y resistentes.

Estas demandas requerían una mayor producción de compuestos ligeros y aluminio junto con mejores embragues, engranajes y bloques de cilindros, por nombrar solo algunos componentes que requerían procesos de calentamiento eléctrico.

El calentamiento eléctrico también se ha utilizado para hacer que la vida del automóvil sea más cómoda de otras maneras. Algunos ejemplos son la calefacción de los asientos, los sistemas de aire acondicionado, los parabrisas con calefacción eléctrica y los precalentadores diésel.

Soluciones eléctricas para la industria automotriz

KANTHAL_Document_880x480_automotive.jpg

Hoy en día, la tendencia más popular en la industria automotriz es el automóvil eléctrico, que requiere baterías de iones de litio, otra industria que surgido en los últimos años. Las baterías de iones de litio son baterías recargables que se pueden encontrar en dispositivos electrónicos portátiles, bicicletas eléctricas y scooters. Y sí, el calentamiento eléctrico es una parte vital en el proceso de producción de las baterías de iones de litio.

Soluciones eléctricas para la industria de las baterías de iones de litio

Industria siderúrgica

KANTHAL_Document_880x480_Steel.jpg

El acero es un material esencial tanto en la industria de la construcción como en la automotriz. Aunque el acero es un material reciclable, el proceso básico de oxígeno todavía quema carbón, lo que emite aproximadamente cuatro veces más dióxido de carbono que los hornos eléctricos. La tecnología de calentamiento eléctrico en el proceso de fabricación de acero ya está aquí, y los hornos de arco eléctricos son muy importantes para reciclar chatarra de acero.

Soluciones eléctricas para la industria siderúrgica

Industria electrónica

KANTHAL_Document_880x480_electronics.jpg

Aunque la industria electrónica moderna tiene sus orígenes en los años de la posguerra, no fue hasta la crisis económica de la década de 1970 que realmente despegó.

En 1971, Intel lanzó el primer microprocesador de un solo chip del mundo, también conocido como microchip. El microchip se convirtió en la base de lo que primero se conoció como una minicomputadora y más tarde como una computadora personal. Las temperaturas uniformes y el calentamiento preciso de las soluciones de calentamiento eléctrico son necesarios para la producción en masa de semiconductores.

Los inventos como la computadora personal, el teléfono inteligente e Internet alteraron por completo la forma en la que vivimos nuestras vidas, especialmente la forma en que nos comunicamos y manejamos la información.

Soluciones eléctricas para la producción de semiconductores

Energía solar

KANTHAL_Document_880x480_SolarPower01.jpg

Hoy en día, uno de los asuntos más apremiantes que conciernen a todo el planeta es el cambio climático. Durante la crisis del petróleo de la década de 1970, Estados Unidos y otros países comenzaron a buscar fuentes alternativas de energía sostenible, como la energía solar. Las células fotovoltaicas pronto se convirtieron en la tecnología de energía solar dominante, capaz de convertir suficiente energía del sol en electricidad para hacer funcionar los equipos eléctricos cotidianos. La producción de estas células requiere un semiconductor delgado como el silicio cristalino, generalmente llamado oblea de silicio.

Desde mediados de la década de 1990 hasta principios de la década de 2010 se produjo un aumento en las células de energía solar residenciales y comerciales en los tejados. Hoy en día, la energía solar es la forma más barata de energía eléctrica, así como el tipo de energía renovable de más rápido crecimiento.

Así como la energía renovable es importante, también lo es su almacenamiento para que pueda utilizarse en un momento posterior. Gracias al calentamiento eléctrico, el exceso de energía se puede convertir en calor, hidrógeno o combustibles sintéticos.

Soluciones eléctricas para la producción de células solares

Tecnología del futuro

KANTHAL_Document_880x480_Future.jpg

Ahora estamos en medio de la cuarta revolución industrial, y no hay duda de que el futuro verá la necesidad de procesos de calentamiento eléctrico en muchos campos.

La producción de tecnologías más sofisticadas requerirá los procesos flexibles y confiables que proporciona el calentamiento eléctrico. Mientras tanto, las industrias tradicionales como el acero, el aluminio, el cemento y los productos petroquímicos están electrificando sus procesos para reducir al mínimo las emisiones de CO2.

Como en el pasado, el calentamiento eléctrico seguirá siendo una parte central de la mejora de la vida de las personas de todo el mundo, se adaptará y evolucionará de forma constante para satisfacer las demandas del futuro.

Contactar

¿Tiene alguna consulta o simplemente quiere hacer una pregunta?

Contáctenos

Manténgase informado

¡Suscríbase a nuestras noticias para obtener más información como esta!

Suscribirse

Historia

Kanthal tiene una larga trayectoria que se remonta a 1931, fecha en la que el ingeniero Hans von Kantzow fundó la empresa. El nombre Kanthal deriva de Kantzow (Kant) y la ciudad sueca de Hallstahammar (Hal), en la que AB Kanthal comenzó sus operaciones y donde continúa teniendo su sede.

Leer más

Innovación

Kanthal nace junto con la innovadora aleación FeCrAl de Kanthal® que cambió la forma en que se podía usar el calentamiento eléctrico. Desde ese momento, hemos seguido recorriendo ese camino durante más de 90 años, desarrollando materiales y soluciones nuevas que cambian las reglas del juego en el sector del calentamiento y el tratamiento térmico. Sabemos de tecnología de calentamiento y, con toda seguridad, podemos decir que la innovación forma parte de nuestro ADN.

Leer más