Categorías: Acero , Electrificación
Publicado 9 abr. 2021

Incluso después de más de 25 años de funcionamiento, el horno de foso de Kanthal es limpio, silencioso y ofrece una excelente precisión de temperatura, gracias a su uso de calentamiento eléctrico.

An electric pit furnace that delivers high precision with no CO2

En la planta siderúrgica de Kanthal en Hallstahammar, Suecia, la materia prima y la chatarra se utilizan para producir lingotes que pesan entre 1400 y 2250 kilogramos. Luego, se colocan en un hornode foso a una temperatura de entre 900 y 1000 grados Cels ius (1652-1832 °F) y se dejan allí durante la noche a medida que el calor aumenta a 1250 grados Celsius (2282 °F). Los lingotes calentados se sacan mediante un puente-grúa deslizante antes de enviarlos para el laminado en caliente.

CaptionStephanie Stockmeier, Senior Process Development Engineer, Kanthal.

"El factor más importante es que el lingote se calienta de forma rápida y uniforme", explica Stephanie Stockmeier, ingeniera senior de Desarrollo de Procesos, Kanthal. "La velocidad de calentamiento: qué tan rápido puede cambiar el calor, es importante porque los materiales difieren en la cantidad de calor que pueden absorber. El principal desafío es calentar los lingotes de manera uniforme y a la velocidad correcta. De lo contrario, podrían aparecer grietas durante el laminado si se calientan demasiado rápido o no lo suficiente".

Con los elementos Kanthal® Super, la planta puede obtener un control y una precisión mucho mejores sobre las temperaturas del horno. De hecho, puede cambiar la temperatura en 100 grados Celsius (212 °F) en solo 20 minutos.

Menos contaminación y mayor vida útil de los elementos

El proceso también es mucho más limpio y silencioso en comparación con los quemadores de gas o petróleo. Tampoco hay contaminación ni carburación.

Cuando el elemento Kanthal® Super se calienta, se forma una capa fina dióxido de silicio en la superficie del elemento, que lo protege de la oxidación y extiende su vida útil.

CaptionErik Ström, Project Manager R&D, Kanthal.

"Debido a que Kanthal® Super tiene una vida útil del producto tan larga en este rango de temperatura, normalmente podemos pasar varios años sin mantenimiento", dice Erik Ström, gerente de Proyecto de Investigación y Desarrollo, Kanthal. "Al no tener que usar petróleo y gas también se reduce el nivel de ruido y se eliminan las emisiones, lo que es mucho mejor para los trabajadores de la planta".

Más información sobre el proceso

Hornos de foso para calentamiento de lingotes

Leer más